lunes, 11 de abril de 2011

¿Qué pasó el 11 de abril: golpe o vacío? Rafael Marrón González

Durante este 11 de abril de 2007, a cinco años de aquellos luctuosos sucesos, muchas personas me han llamado angustiadas por no tener la certeza si fue un golpe de Estado o un vacío de poder. El gobierno en uso de su gigantesco poder ha emprendido una formidable campaña masiva de desinformación y descalificación para imponer
la tesis del golpe de Estado y de la conspiración de la oposición que incluso, según su maldad, instaló francotiradores para asesinar a sus propios seguidores y propiciar la respuesta de los militares. Esta campaña del oficialismo mediático tiene un solo punto débil, pero devastador que es la impunidad que disfruta el culpable tanto del golpe de Estado como del vacío de poder, el general en jefe, ministro de la Defensa, Lucas Rincón Bonilla a quien todos los venezolanos en toda la extensión territorial de la República, vimos y oímos aseverar que Hugo Chávez había renunciado a la presidencia, lo que de ser cierto originó un vacío de poder y de ser incierto sería un golpe de Estado.

Si los chavistas desean que su versión del "golpe de Estado" prospere
deben someter a juicio al general en jefe (r) Lucas Rincón y a la oficialidad que lo acompañaba, para demostrar la verdad o falsía de su declaración conjunta de haber solicitado la renuncia al presidente de la República "la cual aceptó". Si el resultado del juicio demuestra que Lucas Rincón le mintió deliberadamente al país, entonces creeremos que hubo un golpe de Estado, pero dado por Lucas Rincón que no tuvo la capacidad de culminarlo y se lo dejó arrebatar por las circunstancias del momento histórico, entonces los tribunales deben sentenciarlos a la pena correspondiente por tan atroz delito. Pero de confirmarse la versión de la renuncia, para lo cual debe mostrarla, entonces hubo un vacío de poder y Chávez es un usurpador de la presidencia. De no hacer este juicio, y continuar el general en uso de su incomprensible impunidad y disfrute de las prebendas proteccionistas del régimen, seguiremos convencidos de que el 11 de abril de 2002 hubo un vacío de poder generado por la renuncia del presidente. Porque la alta investidura militar y política del general Lucas Rincón en aquel momento, le conferían la suficiente jerarquía para ser creído sin duda alguna por el pueblo venezolano.

¿Qué pasó el 11 de abril de 2002?
Los venezolanos seguimos paso a paso, en vivo y en directo, desde la primera protesta en enero de 2001, liderada por Asamblea de Educación, contra el decreto 1011, que marcó el despertar de la sociedad civil, todas las incidencias políticas que desembocaron en la masacre del 11 de abril de 2002 y la separación de Hugo Chávez de la presidencia de la República, y por eso es muy difícil engañarnos como pretende el gobierno y sus seguidores, por mucho dinero que inviertan en torcer la verdad. En siete pasos sucintos las acciones del 11 y 12 de abril se desarrollaron así: 1. La multitudinaria e histórica manifestación pacífica de más de un millón de personas que apoyaban la huelga petrolera en defensa de Pdvsa, iniciada el 25 de febrero de 2002, que tuvo como respuesta de Chávez el despido con un pito de los principales líderes del conflicto, el 7 de abril, y a lo que respondió Venezuela con un paro nacional de 24 horas, el 9 de abril, comenzó su gran marcha desde el Parque Rómulo Betancourt hasta Chuao. Allí los participantes decidieron a motu proprio, porque es incierto que hubiera liderazgo político, seguir hasta Miraflores, con todo su derecho, a pedir la renuncia del presidente cuya incapacidad para el diálogo, intolerancia política y tendencia totalitaria, había desencadenado las acciones de protesta en todo el país.

La emboscada y la muerte
2. El pánico se apoderó del presidente de la República y ordenó que la marcha no llegara a Miraflores. 3. 67 asesinos oficialistas, de los cuales 32 están plenamente identificados aunque impunes, emboscaron la marcha desde las azoteas de los edificios y ocasionaron 134 bajas, de ellos 20 muertos, entre estos el reportero Jorge Tortoza, y 114 heridos. 4. No contento con esto el presidente ordenó la activación del Plan Ávila (ataque con tanques y poderosas armas de guerra a la indefensa población civil) y fue desobedecido. De haberle obedecido el general Manuel Rosendo, los muertos se contarían por miles.

La renuncia según Lucas
5. El general en jefe Lucas Rincón, ministro de la Defensa, flanqueado por el Alto Mando Militar, informó al país en cadena de radio y televisión lo siguiente: "Deplora el Alto Mando Militar los lamentables acontecimientos sucedidos en la capital el día de ayer, ante tales hechos se le solicitó al señor presidente de la República la renuncia de su cargo, la cual aceptó. Los miembros del Alto Mando Militar ponemos a partir de este momento nuestros cargos a la orden, los cuales entregaremos a los oficiales que sean designados por las nuevas autoridades". El TSJ determinó al respecto, en febrero de 2003, que "una vez que se anunció por el general en jefe la renuncia del Presidente y del Alto Mando Militar, todo el país tenía el derecho y la obligación de creer, tal y como sucedió con la OEA, que en Venezuela existía crisis en el poder ejecutivo por carencia de titular de la Presidencia". Es decir que hubo "vacío de poder". No "golpe de Estado". Esta sentencia fue derogada por el mismo TSJ, en un acto insólito que elimina el principio de "cosa juzgada" y, además, sienta el precedente para que el TSJ deje de ser considerado como última instancia de sentencia firme, sin apelación.

La renuncia que firmó o no firmó Chávez
Según informaciones del momento el presidente "firmó su carta de renuncia en la Comandancia General del Ejército, en estos términos: "De conformidad con lo establecido en el artículo 236, numeral 3° de la Constitución remuevo al ciudadano Vicepresidente Ejecutivo de la República, Diosdado Cabello y a todos los ministros que conforman el gabinete ejecutivo. Asimismo, con fundamente en el artículo 233 de la Constitución de la República presento ante el país mi renuncia irrevocable al cargo de Presidente de la República que hasta el día de hoy 12 de abril del año 2002 he detentado" (Nota: Detentar es ejercer ilegítimamente un cargo público). Chávez insiste en que no la firmó. Lucas guarda silencio y... ¿plata?

La gran ca... rmonada
6. Por la ausencia de auténticos líderes políticos al frente de situación política tan delicada, la presidencia de la República recayó en un hombre sin experiencia política, tutelado por los militares, el presidente de Fedecámaras, Pedro Carmona Estanga, que en torpe actuación disolvió los poderes constituidos y usurpó funciones de la Asamblea Nacional. Es decir puso la gran ca...rmonada. Pero el célebre decreto de usurpación de funciones fue redactado por ilustres, aunque hasta ahora desconocidos, juristas. Los primeros en denunciarlo fueron opositores, Jorge Olavaria y Rafael Poleo.

Y uh, ah
7. El 13 de abril, luego de la juramentación y asunción del vicepresidente Diosdado Cabello, que como legítimo presidente de Venezuela debió llamar a elecciones, como lo ordena la Constitución, el general Isaías Baduel, no el pueblo, repuso al presidente en su cargo, quien no salía de su asombro por su buena estrella, al principio se negaba a abordar el helicóptero porque pensaba que lo iban a matar. El oficial responsable de la misión tuvo que ordenarle militarmente ¡móntese carajo!

Supuestos que supuesto son
1. Si en ese momento preciso Venezuela hubiera tenido el liderazgo político de 1958, Chávez sería historia. Fue bien triste que el inmenso esfuerzo de la sociedad civil se diluyera en las manos de un empresario sin conciencia histórica ni liderazgo real. 2. Si Carmona Estanga designa como ministro de la Defensa a Isaías Baduel, respetando la opción del ejército, Chávez sería historia. 3. Si los diputados de oposición se reúnen en la Asamblea y convocan una sesión extraordinaria, invitando a los demás poderes, seguro que muchos diputados chavistas hubieran acudido, y le toman juramento a Carmona, invocando el vacío de poder, Chávez sería historia. 4. Si mi abuela tuviera pedales sería bicicleta. Moraleja: Sin políticos formales y de oficio, tendremos Chávez para rato. A los políticos del 23 de enero de 1958 les costó 30 años aprender la lección. Esperemos que esta vez sea más leve.

¿Quién ordenó la matanza del 11 de abril?

Apelo para responder esta interrogante al testimonio, dado a Radio Caracas Televisión, por el comandante Francisco Arias Cárdenas, actual embajador ante la ONU del gobierno de Chávez, el propio 11 de abril de 2002, repito son palabras textuales de Arias Cárdenas: "... Hay que responsabilizar como ejecutor a Rodríguez Chacín... Como autor intelectual y jefe de esa banda de delincuentes al propio Chávez... Al propio Presidente de la República... Esta es una acción contra el sentimiento más noble del venezolano. - ¿Usted pudiera decir que la acción de los francotiradores estaba bajo conocimiento del Presidente de la República? - Absolutamente seguro que estaba en conocimiento, que fue ordenado, y que una mente enferma... miren tenemos que entender los venezolanos, todos los venezolanos, les hablo todavía a los que tienen un poco de fe... que guardan fe y esperanza, quítense la venda de los ojos... estamos frente a un asesino con toda la extensión de la palabra, una persona enferma, un paranoico, enfermo de poder, que cree estar poseído de una tarea histórica destruyendo y matando venezolanos... y esa gente que está allí, como el responsable de dar la orden de asesinar venezolanos, tienen que pagar su culpa, con las normas de la democracia, de la paz y de la convivencia tienen que pagar su culpa. Lo que no se puede apoyar un minuto más, un segundo más... por favor le hablo a la gente de Quinta República... le hablo a los venezolanos todos... pero sobre todo me importa hablarle a los compañeros de armas... No podemos... No pueden ustedes seguir defendiendo esta ignominia... un presidente asesino manchado con la sangre de los venezolanos...". Esta declaración pública y comunicacional constituye una acusación formal contra el presidente de la República por la matanza del 11 de abril. Y pregunto, ¿por qué a pesar de que esta información fue ampliamente difundida en su momento por la planta televisora RCTV (¿será por eso que la cierran?), y hoy es de acceso público a través de Youtube en Internet, el señor Arias Cárdenas ha sido premiado con el alto cargo de embajador ante las Naciones Unidas? ¿Bozal de "creole bread", como se dice arepa en inglés, tal cual un Lucas Rincón cualquiera?

El facilismo del golpe de Estado

El oficialismo tiene todo un argot particular para descalificar los hechos del 2002. La idea es crear una matriz de opinión favorable a sus peregrinas afirmaciones para lo que no duda en encarcelar y juzgar a quienes participaron supuestamente del lado opositor, así como liberar de toda culpa, y hasta elevar al altar de los héroes de la patria, a los protagonistas de la violencia del lado suyo. Hasta el video que mostraba a los pistoleros de puente Llaguno disparando contra la manifestación, y que fue merecedor del Premio Rey de España, fue debidamente descalificado señalándolo como "montaje" y usado para exculpar a los alegres gatilleros, uno de los cuales cuando fue detenido el día siguiente, lloraba diciendo que se arrepentía de lo hecho. Pero ni esa confesión sirvió de nada. Fue declarado inocente y héroe y punto. Sin embargo a pesar de todas sus aviesas intenciones, la historia verdadera está allí. Esperando su momento para salir a la luz con toda su crudeza. Mientras tanto, Chávez dice golpe, y nosotros, vacío. ¡Golpe! ¡Vacío! ¡Golpe! ¡Vacío!

La historia la escriben los investigadores, no los vencedores y jamás ninguno de estos últimos ha logrado que la mentira impuesta por su poder lo sobreviva. Así que la verdad saldrá a la luz con todo su esplendor a pesar de los dramáticos, costosos e injustos intentos del oficialismo por subvertir la historia.

Rafael Marrón González.-